¿Cómo superar el miedo a cantar? Parte III

Como hemos visto en las dos entradas anteriores, el camino para perder el miedo a cantar tiene mucho que ver con la aceptación personal. La entrada de hoy resume en 5 puntos los factores más importantes para ser capaz de superar el miedo a cantar en público:

1. Fallar es normal

A veces nos da pánico equivocarnos, llega a tales extremos, que tenemos miedo de cantar solos en casa por si algún vecino nos escucha hacerlo mal. Este miedo no nos deja probar cosas nuevas, nos está frenando y no nos deja avanzar.

Es hora de que asumas que si cantas, en alguna ocasión vas a equivocarte, vas a desafinar, vas a irte de tempo, vas a perder la forma de la canción, te va a salir un gallo y un largo etc

Por supuesto cuanta más experiencia tiene uno y mejor es su técnica hay menos probabilidades de que esto ocurra pero aún así… Acéptalo: Habrá un día que tengas que cantar enfermo y la voz no responda como siempre. No pasa nada, te prometo que el mundo seguirá girando. Haz un chiste de ti mismo, ríete y sigue con tu vida. Cometer un error no es sinónimo de fracasar, significa aprender.

2. Es hora de hacer las paces con el perfeccionista que hay en ti

Por lo general los cantantes de personalidad perfeccionista se exigen demasiado a si mismos y no toleran sus propios fallos. Sin importar la calidad que tengan nunca están conformes con su interpretación, necesitan buscar la aprobación de los demás y aún cuando la tienen no son felices. Para ellos nunca lo han hecho suficientemente bien.

Te invito a  que contestes a las siguientes preguntas con sinceridad:

  • ¿Vives continuamente estresado?
  • ¿Quieres destacar en todo lo que haces?
  • ¿Te comparas con otras personas?
  • ¿Piensas que tu trabajo no es lo suficientemente bueno?
  • ¿Necesitas controlar todo lo que te rodea?
  • ¿Te angustia cometer errores?
  • ¿Te exiges mucho a ti mismo y a los demás?

Si la respuesta a la mayoría de estas preguntas es sí, te damos la bienvendida al club de los perfeccionistas.

Ser extremadamente perfeccionista le resta naturalidad y espontaneidad a tu música. Si lo piensas, todas las cosas de la vida te gustan con sus pequeños defectos, hace que sean más humanas y originales. Piensa en la voz de Billie Holiday, Janis Joplin o Bob Dylan, lo bello son las imperfecciones, la personalidad, eso es lo que nos remueve cuando los escuchamos. Lo perfecto es antinatural, las voces no son perfectas, las emociones no son perfectas, la música que te gusta tampoco lo es.

Deja de exigirte tanto a ti mismo y aprende a disfrutar. Mi consejo es que no te tomes las cosas tan en serio, que no olvides disfrutar cuando cantas, recuerda que haces música porque te apasiona y si ese no es el caso, cambia de profesión o hobby.

3. Deja de compararte con los demás

¡Cuanto daño hacen las comparaciones! No importa cómo canten los demás, tu voz es única y por eso es tan bella. La música no es una competición, y si la conviertes en una vas a ser muy infeliz. Está bien admirar a otras personas pero compararse es destructivo.

Mi consejo es que cada vez que te subas al escenario te creas el mejor cantante del mundo, no importa si lo eres o no. Créetelo, cómete el mundo, gánate al público. Sólo recuerda dejar a esa persona en el escenario una vez te bajes de él.

4. Asume que no vas a gustarle a todo el mundo

Aunque esto es un poco obvio, es un punto que cuesta entender al principio. No podemos soportar una crítica negativa. No hagas música para los demás, haz música para ti, para disfrutar, para expresarte, para ser feliz. No importa lo que piense nadie, sólo importas tú.

5. Valórate

Imagínate que tienes que vender un producto que sabes que es de mala calidad ¿serías capaz de convencer a alguien de que lo compre? Probablemente no

Con la voz pasa algo parecido, ¿cómo vas a sentirte bien delante del público si les estás vendiendo algo en lo que tú no crees, algo que no te gusta? Es difícil. Tienes que creer en cada palabra que sale de tu boca o no te lo vas a pasar bien.

Quiérete, no te juzgues y verás como todo fluye de forma mucho más natural.

Recuerda que cuando te sientas atascado y no sepas cómo mejorar tu sonido o cualquier otro parámetro siempre puedes acudir a un coach vocal que resuelva tus inquietudes. Las posibilidades de la voz son inmensas y aprender cosas nuevas es muy enriquecedor y satisfactorio.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies